Notas de interés

Una buena limpieza diaria del rostro es imprescindible.

En cuestiones de belleza la constancia es la clave. Cuidá tu piel limpiándola 2 veces al día y aplicando los tratamientos adecuados a tu edad y tu tipo de cutis para mantener un rostro joven y sano por más tiempo.

La limpieza de la piel de la cara es un hábito primordial. La polución, el tabaco, el exceso de sebo o el maquillaje ensucian la cara, taponan los poros y le dan un aspecto apagado. Si, además, le añadimos los efectos del cansancio y el estrés, el resultado de nuestro aspecto no refleja la belleza real que esconde nuestra piel.

Por la noche mientras dormimos, las células reciben una mayor cantidad de oxígeno y los tejidos de la piel se regeneran mucho más rápido haciendo frente a las agresiones que ha sufrido durante el día. Es por esto que la falta de  sueño se ve reflejada con los años en arrugas más marcadas.

Por estas razones es importante preparar la piel cada noche, para que el ciclo de regeneración se cumpla adecuadamente, evitando el envejecimiento prematuro de la piel del rostro.

Por la mañana también es recomendable realizar una limpieza para eliminar el exceso de grasa producida durante la noche y así brindarle a nuestra piel la permeabilidad necesaria  para cualquier tratamiento posterior.
Acordate, una rutina de limpieza y cuidado, le devolverá a tu cutis su luminosidad, y sobre todo su juventud, ya que no es una cuestión de edad sino de calidad de la piel.

Contacte con nosotras y recibí el asesoramiento necesario para conocer todo sobre el cuidado de tu piel. 

Sérum, imprescindible en nuestro neceser

Es, según las editoras y las propias marcas de belleza, el cosmético de moda del momento. Imprescindible ya en la rutina beauty de cualquier tipo de piel, en algunos casos puede ser hasta más útil que una crema. Hoy nos referimos en profundidad al SÉRUM, el Rey Midas de la belleza. Enseguida van a entender el porqué. Estas son las preguntas y dudas más frecuentes en torno a los sérums.

-¿Qué es un sérum y para qué sirve? Es una formulación cosmética con una alta concentración de principios activos, con una textura fluida para mejorar su absorción y concebida para que apliquemos otros productos a continuación. Desde hace años es uno de los pasos de la rutina cosmética diaria para el cuidado de la piel, pero cada vez ha ido adquiriendo un mayor protagonismo ya que refuerza la eficacia de las cremas para un tratamiento más intensivo.

-¿Cómo han evolucionado las fórmulas? Tradicionalmente han sido fórmulas tipo geles o cremigeles (geles en crema), aunque en la actualidad están de moda los sérums en aceite. A la velocidad que evoluciona la cosmética, con nuevas patentes casi a diario, se van depurando los resultados. Lo más novedoso en este campo que hemos conocido son los drones cosméticos, que permiten redirigir principios activos hacia células diana específicas. Este sistema tiene una serie de receptores afines a los fibroblastos, para poder depositar el activo y que este sea metabolizado de forma natural, actuando de forma rápida y siendo más efectivo que cualquier otro sistema.

-¿Cómo se utiliza y en qué cantidad? Normalmente cada fabricante incluye sus propias instrucciones de uso y de dosis en el envase (con 3 -4 drops suele ser suficiente). En lo que sí que suelen coincidir es en el orden de aplicación, siempre después de la limpieza y antes que la crema.

-¿En qué orden se aplica y por qué? Es importante incidir en este punto. El sérum siempre se aplica después de la limpieza (ahora que tenemos más tiempo, puedes incluso probar con una doble limpieza y un tónico, y así dejar la piel mucho más preparada para la acción del sérum) y antes de la hidratación. En casos de pieles muy grasas o muy jóvenes puede incluso sustituir a la crema. Las pieles grasas van a absorber mucho mejor el sérum que la mayoría de cremas hidratantes, salvo si éstas son en textura gel o muy ligeras. Sobre todo si vivimos en climas húmedos y calurosos, las pieles grasas probablemente toleren mejor un sérum que una crema.

Se aplica con un breve masaje con pases alisantes, porque se absorbe muy rápido. Siempre desde el centro del rostro hacia los laterales, comenzando por la frente y terminando en el mentón, y posteriormente cuello y escote.

Por último dejamos un consejo, que ya lo habrán escuchado o leído alguna vez, y que tiene que ver con respetar la cadena de eficacia establecida por las diferentes gamas cosméticas. Si el serum se aplica junto a un limpiador y una crema, intenten que sean de la misma marca cosmética. Actualmente solemos mezclar demasiadas marcas en nuestra rutina diaria, sin pensar en que cuando los laboratorios elaboran una gama de varios productos, lo hacen con fórmulas que nos garantizan una eficacia determinada de forma conjunta sin incompatibilidades entre principios activos y excipientes.

Estos días de Cuarentena no duden en consultarnos cualquier duda que puedan tener sobre éste u otros temas a través de las redes sociales, estamos conectadas para atenderlas.

Pesadez de piernas, consejos para mejorarlas

El confinamiento, nos ha traído un montón de problemas, pesadez de piernas, dolores musculares, estrés, ansiedad, insomnio… después de más de dos meses encerrados en casa ya se van notando los efectos.

Y es que la falta de actividad física, la dieta que ya sabés que, en la gran mayoría, no ha sido muy saludable, y, además, el teletrabajo, han favorecido a la retención de líquidos. Por eso, después de todo este tiempo, es normal que hayamos notado, síntomas tan molestos, como la pesadez de piernas, hinchazón, calambres y también dolores.

Esto es debido, a que nuestra circulación venosa se ha ralentizado y es cuando aparece esta sintomatología que se va agudizando a lo largo del día y por la noche se hace más evidente.

¿CÓMO PODEMOS MEJORAR LA PESADEZ DE PIERNAS EN CASA?

  • No permanecer mucho tiempo sentados seguido, cada hora caminar o mover piernas durante unos minutos
  • Evitar pantalones ajustados
  • Terminar la ducha aplicando agua fría de forma ascendente
  • Hidratación adecuada, beber de dos a tres líquidos al día
  • No abusar de alimentos que favorecen la retención de líquidos; alcohol, azúcar refinado, sal, etc…
  • Colocar las piernas en alto al final del día

SESIONES DE PRESOTERAPIA

La presoterapia es una técnica indicada para lograr un drenaje linfático en personas que presentan problemas como alteraciones en el sistema circulatorio, piernas cansadas, arañitas vasculares, edemas, celulitis y acumulaciones de grasa.

Este drenaje linfático se realiza aplicando aire al cuerpo, y para hacerlo, es necesario que la persona se introduzca en un traje neumático dotado de un determinado número de cámaras que distribuyen presiones de aire a lo largo de las zonas del cuerpo afectadas.

Esta técnica es muy sencilla de realizar, no es dolorosa, es eficaz, saludable y bastante económica. Además, ofrece resultados inmediatos y brinda una sensación de alivio y descanso que no hay que obviar.

Correcta aplicación de cosméticos – Automasaje

Vivimos días de incertidumbre, cierto miedo, pero ojalá también positivismo. Las semanas de confinamiento que llevamos esperamos que hayan sacado nuestro lado más creativo, y sobre todo una fortaleza mental que nos va a ser muy necesaria. Volveremos a la vida que amamos con una gran lección de sacrificio y vulnerabilidad aprendida, y con muchas ganas de cuidarnos.

Todos los expertos en psicología coinciden en la importancia de que en estos días de encierro no descuidemos nuestra autoestima. Hacer deporte, comer sano y cuidarnos la piel son rutinas que hay que readaptar a un nuevo contexto, pero igual de imprescindibles que hace un mes sin ir más lejos.

Hoy quiero ayudarlas a comprender la importancia que tiene una correcta aplicación de las cremas que compramos, para no solo garantizar al máximo su eficacia sino también para disfrutarlas desde un punto de vista hedonista y placentero.

CREMA DE DÍA O DE NOCHE:

Las cremas de día o de noche son más efectivas si se aplican con un masaje. A partir de esta evidencia, conviene especificar que ese masaje debe realizarse desde el centro del rostro hacia los laterales, haciendo círculos ascendentes para activar la microcirculación y la penetración del producto.

Comenzamos depositando la crema en el rostro con cinco toques en barbilla, mejillas, nariz y frente. Después empezamos el masaje en la barbilla, presionamos siempre al subir y nunca al bajar durante la trayectoria del círculo, nos dirigimos desde la barbilla hacia los laterales hasta llegar a las orejas y volvemos de nuevo hacia el labio superior dibujando círculos con las yemas de los dedos. Una vez ahí subimos hacia la nariz por los dos laterales haciendo los mismos círculos, arriba y abajo y pasamos por las mejillas, aquí hacemos los círculos más grandes, hasta el nacimiento del pelo. Subimos por las sienes y pasando por la frente llegamos a la zona central y terminamos.

Podemos repetir este masaje todas las veces que queramos y finalizar con pases alisantes descendentes en el cuello y escote.

SÉRUM:

Los serum se aplican de una forma diferente, ya que solo se extienden con pases alisantes sin masajear porque generalmente al tener una textura ligera se absorben rápidamente.

CONTORNO DE OJOS:

La aplicación del contorno de ojos dependerá del tipo de producto que estemos utilizando.

– Si es un producto antiarrugas debemos aplicarlo sujetando la piel para abrir las líneas y realizando pases circulares con la yema del dedo medio durante 15 segundos.

– Si es un producto para bolsas y/o ojeras, hay que aplicar abundante producto por todo el párpado inferior con alisamientos suaves desde el lagrimal hacia las sienes sin presionar, con los dedos índice y medio. Se realizará cinco veces y con ambas manos a la vez.

Los productos que utilicemos deben ser específicos para nuestro tipo de piel. Cremas más untuosas para las pieles secas y seborreguladoras para las grasas o productos específicos para las pieles sensibles. Pero de esto si les parece bien hablamos próximamente en otro post. Amenicemos la Cuarentena invirtiendo en nuestro propio cuidado personal, sabiendo que la piel también somatiza ese otro mal de nuestro tiempo llamado ESTRÉS…..

La piel acusa la cuarentena. Claves para mitigar los daños

Alteraciones cutáneas durante la cuarentena. ¿Por qué ha cambiado mi piel? 

Cada vez está más estudiado el papel del exposoma. Los 7 factores externos que definen el exposoma cutáneo (daños cutáneos que se acumulan y van afectando a la juventud y aspecto de la piel) son: las radiaciones, la contaminación,  el estrés, la temperatura, la nutrición, el tabaco, la falta de sueño y los cosméticos.

Durante la cuarentena los cambios en el exposoma producen alteraciones en nuestra piel, algunos de los factores que influyen son:

  • Estrés y  ansiedad relacionada con la preocupación, la tristeza, el cambio de rutinas o la incertidumbre laboral.
  • Calefacciones: en ciudades como Madrid que tenemos que encender aún las calefacciones la piel se reseca más.
  • Exposición a la luz azul: que emiten los dispositivos tecnológicos puede producir un envejecimiento prematuro, los últimos estudios apuntan que el mejor protector frente a esta luz es el maquillaje.

El primero de los factores es el que tiene más interés y por eso vamos a desarrollarlo.

El estrés desencadena una serie de reacciones químicas que comienzan en el eje hipotálamo-hipófisis y hace que secretemos sustancias que tienen como consecuencia un aumento de síntesis de cortisol por las glándulas suprarrenales. El cortisol hace que el organismo genere una respuesta rápida de defensa para ello redirige el flujo de sangre hacia los músculos principalmente pero también a los pulmones para acelerar el ritmo respiratorio, al corazón para acelerar los latidos y al cerebro, y disminuye el flujo de sangre en la piel. Por tanto al llegar menos oxígeno y nutrientes a la piel la piel aparece más deshidratada, pálida, sin luminosidad, y hace que envejezca de forma prematura porque además el cortisol disminuye la síntesis de colágeno aumentando la flacidez y aparición de arrugas. El cortisol también aumenta la inflamación y por tanto aparecen bolsas bajo los ojos.

Además con el estrés disminuye la síntesis de melatonina, alterando la regeneración nocturna de las células de la piel, y provocando la aparición de ojeras.

Y no sólo eso, las alteraciones emocionales  se manifiestan en la expresión del rostro, acentuando las arrugas de frente y entrecejo. Y éstas también hacen que aparezca acné, enrojecimiento, irritación, rosácea y dermatitis atópica en las pieles con más predisposición.

Por último con el estrés aumenta la prolactina en sangre, esta inhibe la liberación de hormonas hipotalámicas encargadas de la síntesis de estrógenos. Los estrógenos influyen en la hidratación de la piel, su pigmentación, su manto hidrolipídico y su grosor. También intervienen en la regeneración de la dermis y promueven la síntesis de colágeno y elastina. Por tanto una disminución en los niveles de estrógenos produce a su vez un envejecimiento prematuro de la piel con la aparición precoz de manchas, arrugas y flacidez.

¿Qué rutina y pautas de belleza debemos seguir estos días?

Estos días al disponer de más tiempo no deberíamos saltarnos ningún paso de la rutina de belleza, pero sin duda limpieza e hidratación serían los fundamentales.

Mantener la piel siempre limpia es lo más importante, y en ese sentido la doble limpieza, tan propia de las mujeres orientales es el principio de todo. Conocer el tipo de piel que tenemos es imprescindible y a partir de ahí, utilizar buenos cosméticos limpiadores en casa, incluso valiéndonos de cepillos de limpieza que intensifiquen el efecto.

En paralelo una buena hidratación es también básica, en diferentes texturas y fórmulas, desde cremas, serums, aceites o mascarillas. Estos días podemos probar a dejar actuar los productos en mayor cantidad y más tiempo del habitual, cubriendo el rostro con un film osmótico que ejerza un efecto oclusivo sobre la piel.

Y sin duda, durante el día aplicar siempre protector solar, aunque estemos en casa. Por las terrazas y ventanas entra mucha luz natural, e incluso la pantalla del ordenador y la luz artificial pueden provocar la aparición de manchas.

Otra recomendación que siempre hacemos, que cobra más sentido estos días donde podemos caer en el error de “ponernos en la piel lo que tengamos en casa”, es intentar (en la medida de lo posible) usar productos de una misma firma cosmética. Actualmente solemos mezclar demasiadas marcas en nuestra rutina diaria, sin pensar que cuando un laboratorio desarrolla una gama de varios productos, lo hace con fórmulas que nos garantizan una eficacia determinada de forma conjunta sin incompatibilidades entre principios activos y excipientes. Entre firmas dispares, pueden desarrollarse esas incompatibilidades que en algunos casos pueden ocasionar alteraciones en nuestra piel.

No son días fáciles, el estrés puede que nos juegue malas pasadas, pero aparte de estas rutinas de cuidado de la piel, debemos intentar seguir una alimentación lo más sana posible. La ingesta de frutas y verduras, y un equilibrio entre carnes blancas y aves y pescados (al horno, al vapor, a la plancha) nos va a ayudar a compensar esa falta de actividad física del día a día previo a la cuarentena. Y por supuesto deberíamos huir del sedentarismo, hacer deporte o yoga en casa en la medida de nuestras posibilidades, y reír todo lo que podamos.

Scroll hacia arriba